Colegiales se escapan para coger en el monte

Los cuatro estudiantes, dos muchachas y dos varones, pidieron permiso en sus respectivas clases, para según ellos ir a la biblioteca para consultar ideas para una presentación que tenían que armar, pero en realidad huyeron por una de las ventanas de la biblioteca y aprovechando que su escuela tenía un jardín que se prolongaba con el cerro detrás de la escuela, se internaron en la espesura para darle rienda suelta a sus instintos juveniles. Una vez que se sintieron lo suficientemente alejados de la escuela, comenzaron a besarse y acariciarse sensualmente, con beso de lengua y pasando las manos ellas por el frente de los pantalones de sus compañeros y ellos en el pecho de sus amigas.
El más adelantado de los muchachos rápidamente sacó su verga para que la compañera le diera placer y ella se despojó rápidamente de su blusa y del bra, para hacerle una rusa, los otros dos los imitaron, añadiendo chupadas de la chica al pito de su compañero. Luego usaron la ropa para formar una almohada y poner en cuatro a las muchachas, a quienes previa lamida en su panocha, les hicieron una masajeada de clítoris para proceder a cogérselas de a perrito, y cada vez que las penetraban ellas se empinaban más para que la verga entrara en toda su gloria y les abriera los labios de la concha, frotando su vagina y excitando a las hembritas. Para hacer la cosa más emocionante, cambiaron de pareja y por un momento uno de los chavos estaba acostado, siendo cabalgado por su novia, mientras la otra chica seguía en cuatro moviendo su culote rítmicamente ante las estocadas de su compañero. Al final las pusieron a mamar para que la lechita les llenara el rostro y ellas se besaron satisfechas de hacer hecho la tarea.

Vídeos porno relacionados
  • Fakings Vecina caliente pide leche en el culo
    15:21

    Fakings Vecina caliente pide leche en el culo

    Hey que pasa con los adictos a porno de maduras, esta ve tenemos un vídeo porno español en donde una madre soltera de Madrid estará gozando de una follada increíble, ella sabe bien que su gran culo es capaz de cabalgar como un profesional sobre una gran polla, ella es una madre soltera fanáticas de las pajas y es por eso que se grabará para 4cam mientras se masturba y gime como toda una zorra caliente.Durante este vídeo porno amateur veremos a una mujer madura de gran culo estar muy urgida por tener un poco de acción, ella será la mejor morena follando que verás en petardas.xxx porque cabalgará como toda una puta en busca de un squirt, sabe bien hacer un sexo oral increíble para sacar toda la leche y disfrutar cuando deje que se corran en su boca para saborearla.A esta madre soltera le gusta el porno amateur y es por eso que se dejará grabar cuando le estén chupando su coño recién depilado, después de las pajas que se hizo estaba muy caliente y quería mostrarse como una mujer madura adicta a los orgasmos, solamente quiere cabalgar toda la noche para gemir como una puta.

  • Follando bien rico a escondidas de mis padres
    10:06

    Follando bien rico a escondidas de mis padres

    Los días se pueden poner pesados en la cuarentena, y el hecho de estar sin salir, y con sólo cosas aburridas en la TV o enfadados de ver videos cortos de tik tok, y lo peor de todo es que las clases virtuales se ponen letárgicas cuando el Zoom se cae o la clave del meet es la equivocada. En una ocasión en que estábamos hartos ya de todo, mi vecino y yo nos asomamos al mismo tiempo al pasillo de nuestros departamentos. Él me saludó y yo le contesté, y antes de que pudiera darme cuenta, ya estábamos en la alfombra, abrazados y besándonos como si no hubiera mañana. Me metió la lengua en la boca y yo lo dejé porque se sentía muy rico. Comenzó a pasarme las manos por las tetas y por las nalgas, y yo le correspondí acariciando su entrepierna, nos despojamos de nuestras ropas y comenzamos a fornicar. Me cogió pero antes comenzó a meterme los dedos en la panocha, mientras con su lengua excitaba mi clítoris. Me abrió las nalgas para pasarme la lengua por el culo y luego me metió la vergota con todas sus fuerzas, haciéndome gritar y pedirle que me diera más duro y más fuerte. La alfombra se comenzó a manchar de mis venidas y de su semen, mientras me cogía cada vez más duro, su verga parecía que crecía cada vez que me la metía, y luego me puso en cuatro y al penetrarme me lanzó hacia adelante un poco, me agarró de las caderas y me acomodó para seguir cogiéndome. Cuando ya se iba a venir, alcancé a arrodillarme para sentir su tibia lechita en mi boca. Quedamos de al día siguiente volver a vernos.

  • Africanos follando al aire libre
    20:51

    Africanos follando al aire libre

    Imelda y su primo siempre habían sentido atracción mutua, desde niños iban juntos a todos lados, asistían a la misma escuela, la misma iglesia, en fin, parecían hermanos. Cuando estaban en el último año de la preparatoria, fueron juntos a un viaje en la playa, ella se vistió para nadar un bikini atrevido y su primo contempló el cuerpo de ella con lujuria, a pesar de que estaba separados en dormitorios para hombres y mujeres, él logró escabullirse en la noche y la hizo salir de su cuarto. Aprovechando la luna llena pudieron ir a la playa que a esa hora estaba vacía, y él la abrazó. Ella le correspondió y entonces se quitó toda la ropa, y le dijo que siempre había esperado ese momento, le quitó a el su short y comenzó a maniobrar su verga, primero con una mano y luego se la llevó a la boca, le lamió el pito y luego las bolas, masajeándoselas de forma experta, él emocionado le acariciaba las tetas que aún no eran muy grandes, pero ya estaban deliciosas. Él le agradeció las caricias acostándola en la arena y comenzó a lamerle la panocha, primero de abajo hacia arriba, luego a los lados acariciando sus labios vaginales y luego le lamió desde el culo hasta el clítoris, ella se humedeció toda y le pidió que ya se la metiera, encantado él se la clavó toda y comenzó a cogerla en posición de misionero, con las piernas al aire y bien abiertas, dejando totalmente expuesto su rasurada panocha. La vergota le entraba y le salía rápidamente, el le masajeaba las tetas y cuando se corrió sacó su pito para bañarla de leche, con tanta fuerza que le llegó hasta la cara.

  • Britney Amber y Tia Cyrus son violadas video xxx
    43:31

    Britney Amber y Tia Cyrus son violadas video xxx

    La delincuencia hace de las suyas pero el colmo es cuando además de las riquezas materiales, nos despoja de la virginidad o nos deja de recuerdo una venida en el culo o la cara. Esto le sucedió a una pareja que se encontraba en una zona peligrosa, haciendo caso omiso de que la delincuencia estaba desatada. Un hombre armado entró en su cuarto de hotel, las obligó a guardar silencio y aprovechándose de la situación y de la belleza de sus rehenes, aprovechó para someterlas y disfrutarlas. Las amordazó y con las manos atadas a la espalda, las desnudó y las hizo que le dieran placer oral, su verga entraba y salía de las bocas de ambas mujeres, que asustadas obedecían sus sádicas e insaciables órdenes, cada una por su turno le chupaba el pito al cobarde ladrón, que también gozaba agarrándoles las tetas y se regocijaba en ellas, sobándolas o frotando su pene entre las ricas chichis de sus prisioneras. Luego las puso a gatas para poder penetrarlas de perrito, y así cogerlas de una por una mientras al penetrar sus coños podía mirar de cerca sus enormes culos, y sus redondas nalgas. Cada cogida era mejor que la anterior, así que continuó alternando entre una y otra de sus víctimas, cogiendo como nunca en su vida a dos preciosas mujeres que recibían temerosas sus embates, que eran ensartadas con placer por el desgraciado, mientras no podían ni gritar por la cinta en sus bocas, que solo les quitaba para meterles la verga para una felación. Las cogidas estaban de lujo pero hubo de terminar en todos los sentidos, bañando a sus víctimas de caliente semen para luego robar sus pertenencias.

  • Mi maestra me lleva a su casa para follar
    28:49

    Mi maestra me lleva a su casa para follar

    Toño llegó corriendo a la casa de su maestra, la señora Martha P. Le platicó que sus padres acababan de tener una riña espantosa, y que él había huido de casa. La maestra, conmovida, le dio permiso de entrar en su casa mientras llamaba a sus padres para tratar de arreglar lo que se pudiera. Pero los padres de Toño simplemente no contestaban. Toño, de 18 años, se quedó un par de días en la casa de su maestra, y cuando ella se enteró que las cosas habían empeorado con los padres de su alumno, decidió darle permiso de quedarse más tiempo. Una noche Toño se paró al baño, y por costumbre estaba orinando sin cerrar la puerta, cuando la maestra se asomó y contempló lo bien dotado que era su alumno. Él se apenó pero ella lo tomó de la mano y lo condujo hasta su alcoba, y le platicó que ella era viuda, porque su marido había muerto en un accidente. Sin que él se diera cuenta, ella lo rodeó con su brazo y entonces lo comenzó a seducir. En poco tiempo Toño estaba pasando sus manos por la panocha de su maestra, peluda y carnosa, y en sus maternales pechos que eran de buen tamaño. La maestra también lo acariciaba, y por fin lo acostó y se le montó en la verga. Primero de vaquerita, luego en cuatro y al final él arriba, cogieron excitados toda la noche. Toño se le trepaba a su maestra metiéndole la vergota hasta el fondo, y su maestra movía rítmicamente sus caderas, para excitarlo y hacerlo venir. Al final él se la clavó en el culo, pero no duró mucho antes de llenarla de semen, y ella le mamó el pito hasta vaciarlo totalmente.

  • Gangbang con la esposa de mi jefe, una guarra viciosa que pide trio xxx
    32:42

    Gangbang con la esposa de mi jefe, una guarra viciosa que pide trio xxx

    La expedición a la cueva.Beatriz era una joven a la que le encantaba la aventura, así que entró sin dudarlo en una visita especial a las cavernas más misteriosas del país, pero no esperaba que a los pocos minutos de entrar en la cueva, ésta se cerrara mientras ella, el guía y un guardabosques estaban dentro.Al principio le dio pánico, miedo, ansiedad, pero entonces el guía le comentó que no estaban lejos de la entrada, así que el rescate no tardaría en llegar. La abrazó tranquilizándola, y ella se sintió tan confortable que comenzó a responder a las caricias. Al poco rato, sus caricias subieron de tono y comenzó a frotar el entrepierna del guía, a la luz de la linterna se desnudó Beatriz y comenzó a sacudir la virilidad del guía, el guardabosques comenzó a pajearse, y cuando ella fue penetrada por el guía, el guardabosques no aguantó y la penetró por el culo.Entre los dos la hicieron sentir adolorida pero gozando de placer, llorando de las corridas que le provocaba la doble penetración, de repente el guía se la sacó de la concha y también se la metió por el culo, Beatriz lloraba tanto de dolor como de placer, y por supuesto chorreaba por sus agujeros.Ambos hombres la dejaron con el ano ampliado y mejorado, escurriendo semen y palpitando de tantas penetradas. Para terminar, ella les chupó las pollas hasta que de nuevo la llenaron de lechita y quedaron exahustos.Apenas estaban retomando el aliento cuando la entrada de la cueva se despejó, se vistieron aprisa y Beatriz dejó el lugar complacida, sin darse cuenta que la entrada de la cueva había sido bloqueada por otro de los guías…

  • Porno fetiche jovencita pide ser orinada en la cara
    05:52

    Porno fetiche jovencita pide ser orinada en la cara

    La noche se hizo para amar, amor es el sexo y sexo es el dios que nos manda. El fetichismo de algunos los hace besar pies, lamer culos, chupar pollas, lamer conchas, pero hay otros que les gusta dar la lluvia dorada a su pareja, primero se hace un baile sensual, y de allí a coger. Con mi pareja solemos comenzar con abrazos, besos, caricias, manipular la concha y sacudir la verga, para que todo se ponga caliente como nos gusta. A veces él me chupa la concha para ponérmela toda caliente y mojada, también yo le jalo la polla y le chupo la cabecita, el tronco y los guevos, para que sienta rico y se excite. Luego a veces yo lo monto como vaquerita o él me pone en cuatro para darme por la concha, pero a veces también hacemos un 69 para mojarnos con nuestros jugos y de esta manera penetrarnos más fácil.Anoche estábamos en el 69 cuando a mi novio se le ocurrió que lo hiciéramos de pie y yo de espaldas, luego lo hicimos de perrito y lo hice acostarse para poder chupársela toda, cuando entonces me arrojó en la cama boca abajo y me cogió totalmente acostada, luego se dio la vuelta y me masajeó el clítoris mientras yo le acariciaba su palo, luego lo cabalgué como vaquerita y se la volví a chupar. Para terminar, lo hice venirse en mis tetas, y cuando creí que ya habías acabado todo, me orinó y me hizo tragar parte de su orina, no me aguanté y también me oriné, el cuarto se llenó de lluvia dorada y semen por todos lados…

  • Voyeur espiando mujeres desnudas en playa nudista
    13:33

    Voyeur espiando mujeres desnudas en playa nudista

    La playa nudista es como el bufet de las personas que les encanta ser vouyeristas y mirar a los demás. Yolanda era una mujer mayor a la que le gustaba fisgonear a los jóvenes con polla grande, y se relamía los labios cuando uno o más de ellos pasaban cerca de ella. En una ocasión se acostó desnuda en la playa, para asolearse, cuando escuchó una conmoción. Dos grupos de jóvenes desnudos jugaban vóley ball, y cada vez que brincaban los espectadores gritaban de admiración. Uno de los jóvenes estaba especialmente dotado, tan así que parecía tener tres piernas. Ella se acercó al joven cuando el juego terminó, y logró hacerlo ir a su habitación. Como ya estaban desnudos, ella de inmediato se acercó a su verga, la midió contra su brazo y se espantó al ver todo lo que le iba a entrar por el coño. Y para que fuera más fácil, que mejor que lubricarla, así que comenzó a manipular el pito de su conquista, y luego se la empezó a mamar, para que la saliva cubriera el poste que estaba apunto de entrarle por la panocha. El joven se dejo mamar la verga, y se empujaba para que le entrara mucho en la garganta, luego la acostó en la alfombra y le metió el pene en la panocha, Yolanda sintió que le entraba muy adentro, como nunca, su vagina se estiraba de los labios, porque nunca le habían metido tanto. La verga le entraba y salía, su pareja se apoyaba en la alfombra mientras su pelvis bombeaba para meter el pito duro y cada vez más rápido. Yolanda lo abrazó y le rasguñó la espalda porque era demasiado lo que le metía, cuando el chorro de esperma le llenó la concha, ella abrazó con fuerza a su semental, que cayó rendido a su lado.

Report Player