Jovencitos gays se pegan una buena follada casera

Adolescentes de prepa gays se pegan una buena follada al llegar a casa, estan cansados de aparentar ante sus amigos y padres, y no hay mejor oportunidad que ir a hacer las tareas a casa para que ambos jovencitos gays se anden pegando buenas folladas anal, y si que saben disfrutar del sexo anal

Vídeos porno relacionados
  • Me follo al potrillo de mi tío en su rancho
    12:00

    Me follo al potrillo de mi tío en su rancho

    La granja de Fineas era el último lugar al que Sandra quería llegar, pero ya estaba allí, sin internet, sin tv por cable y al parecer sin más compañía que su anciano tío Fineas y decenas de animales, ya que los trabajadores temporales del lugar estaban de vacaciones, aún no era el tiempo de la cosecha. Sandra descubriría un placer oculto en la granja, ya que al principio, por falta de acción y a pesar de los bellos paisajes, solía encerrarse en su cuarto para masturbarse con su surtido de consoladores que había traído de la ciudad. Sus cuentas anales eran sus favoritas, les ponía el analub y posteriormente se las iba metiendo hasta que todo el collar estaba dentro, y lo sacaba cuenta por cuenta, sacaba una, la volvía a meter, luego sacaba dos, metía una y sacaba otras dos, y así. Pero un día el veterinario tuvo que visitar a una de las vacas y ella aprovechó para aprender un poco de animales. Entonces conoció algo que le encantó, la verga del caballo era de las más grandes del mundo natural, y al día siguiente se escabulló en el establo y se acercó a manchado, el potro del lugar. Encontró rápidamente su miembro y al excitarlo con el tacto, se le antojó tremenda vergota, así que se desnudó y acarició el pene del caballo que se puso rígido como tabla. Se lo llevó a la boca y trató de metérselo por el ano, pero como no cabía, se acomodó y se lo metió en la panocha, apenas un trozo pero era suficiente para sentir un placer nuevo, se metía y se sacaba la punta de la verga del caballo, hasta que éste la bañó con su jugo, y ella, que se había venido varias veces, se fue a bañar para no oler a caballo.

  • Milf Japonesa sabe cabalgar una polla
    20:02

    Milf Japonesa sabe cabalgar una polla

    Tal parece que una japonesa zorra acaba de librarse de su menstruación, por lo que está ansiosa por recibir una buena follada. Es por eso que ha invitado a un chico de la universidad, para que vaya a visitarla a su casa porque está sola. Ella es muy linda, tiene una cara inocente pero en realidad es toda una puta follona. Esta japonesa zorra se desnuda y deja ver unas lindas tetas redondas como para darles una buena chupada. Su amigo comienza a darle una buena lamida a su coño asiático para hacerla mojar un poco.  Luego de esto la muy zorrita comienza a darle una buena mama a la polla peluda de este cabrón. No cabe duda que ella es una japonesa zorra, quien disfruta mucho de poder tener un poco de sexo luego de su menstruación. Después de haberle dado una buena mamada a esa verga peluda, la muy puta se acuesta en la cama. Para que este chico comience a darle un poco de buen sexo duro.

  • Las meadas de mi novia cachonda
    10:00

    Las meadas de mi novia cachonda

    Oralia era una morena preciosa, y su compañero de cuarto lo sabía. El hecho de que ella tuviera novia nunca le había impedido ver con lujuria y deseo a su bella compañera de cuarto, que tenía tetas grandes y jugosas, una cintura breve, caderas amplias y piernas no muy altas pero no por ello menos bellas. Una noche en que Pedro, que era el nombre del roomy de Oralia, se quedó estudiando hasta tarde, vio cómo ella llegaba en la madrugada, totalmente ebria. Apenas alcanzó a llegar a su cuarto, que dejó abierto y se desplomó en su cama. Estaba tan borracha que había llegado sin tanga, y cuando por curiosidad Pedro se asomó al cuarto de ella, de inmediato se le paró la verga, su amiga estaba boca abajo, con las piernas separadas y mostrando su rica rajita al final de sus bellísimas nalgas. Pedro no pudo aguantar la tentación y recorrió con sus manos las bellas piernas, las apetecibles nalgas y la panocha de Oralia. Se comenzó a jalar la verga mientras la acariciaba, era increíble poder separarle las nalgas y ver su estrecho culito, que se le antojaba para clavar su pito erguido y llenarlo de semen. Ella pareció despertarse, pero solo se acomodó, quedó boca arriba y Pedro le acarició las tetas, acabó por desnudarla completamente y comenzó a chuparle el coño. Su panocha depilada agradecía los lenguatazos, y luego él comenzó a meterle los dedos en el culito, ella gemía pero al parecer disfrutaba, porque se abrió toda de piernas y al volver en sí le pidió: ¡Ya métela cabrón! Pedro la penetró por el culo y por el coño, y a ratos se quedaba inmóvil porque Oralia se empujaba con las caderas, hasta que lo hizo venirse y él la chorreo de semen en su vientre, ella tomó la lechita y se la llevó a la boca sonriendo.

  • Iba a la escuela en taxi, pero me calenté y me follé al conductor
    12:39

    Iba a la escuela en taxi, pero me calenté y me follé al conductor

    El viaje estaba resultado un fastidio así que Faye decidió divertirse un poco con el chofer que la llevaba a su nueva casa. Le pidió que se detuvieran en un acotamiento del camino y bajaron para estirar las piernas y beber algo de agua, ella el dijo al chofer que tenía que ir al baño, pero escogió un arbusto desde el que era totalmente visible al levantarse la falda, quitarse la panty y mostrar su panocha rasurada, el chofer la observó al orinar y notó que no se había vuelto a poner la panty, sino que se la guardó en un bolsillo de la falda. Al subirse al coche, se subió la falda y el chofer ya no pudo aguantar más y comenzó a palpar sus muslos mientras las besaba, luego le desabotonó la blusa y descubrió que ella no usaba bra, chupó sus tetas mientras le masajeaba el coño, rápidamente se pasaron a los asientos traseros, más cómodos y amplios, y ella se abrió de piernas para que él le pasara la lengua por el culo y la panocha, su coño depilado era suave y rico.Le pasó la verga parada entre las tetas para excitarse y excitarla aún más, mientras con una mano le daba placer en su coñito. Entonces le comenzó a lubricar el culito con su lengua, sentía como su año palpitaba de gusto y entonces él la clavó con su tiesa verga, dura como la palanca de cambios del coche, la cogió sin misericordia y la hizo gritar, llorar y gemir, pero cuando al final la llenó con su leche, ella le agradeció el cogidón con severas mamadas, hasta que le dejó el pito seco de tanta mamada.

  • La mejor lenceria de mi prima hermana una morra bien guarra
    06:37

    La mejor lenceria de mi prima hermana una morra bien guarra

    Cuando se trata de darle un buen recibimiento a alguien que se aprecia bastante, no hay como la lencería negra, que suele ser la entrada a una sesión caliente de sexo. ME preparé esa noche para que cuando llegara mi amigo me encontrara vestida de forma excitante, es decir, con ropa que le llamara la atención y que le diera ganas de besarme, abrazarme, apretarme contra su cuerpo y después… coger. No hay duda que el negro es el color del luto, porque el entierro está garantizado, y si el entierro es un pene erecto bien firme, duro, cabezón y venoso, al momento de entrar en la panocha puede ocasionar un poco de dolor pero un universo de disfrute, el roce de la verga con los labios de la vagina dan origen a una tormenta de estímulos que cosquillean en el cerebro y paran las tetas, alistándolas para una buena chupada o para un masaje que provoque a su vez más excitación, poniendo al clítoris como pequeño receptor de lamidas o de dedos que lo hagan sentir caricias prohibidas. Luego de varias metidas de verga en la concha, el mejor premio que se le puede dar al miembro es una rechupada para que se sienta agradecida por su trabajo, y de nuevo a la carga, entrando cada vez más duro y rápido en el coño, que aprieta y exprime el palo del hombre buscando sacar su lechita tibia y nutritiva, que a veces es bueno recibir en el vientre o en la boca, pero es mejor siempre sentir cómo llena la concha, que queda escurriendo de mocos que salieron como espray de los guevos, y escurren hasta el culo.

  • Orgía brasileña en la playa
    10:04

    Orgía brasileña en la playa

    Marcia era una brasileña en toda la extensión de la palabra: caderona, piernas largas, depilada, tetas graciosas y grandes, labios carnosos y el deseo a flor de piel. Aprovechando la temporada del carnaval había asistido a la playa y atrevidamente, se despojó de toda su ropa para solearse sin marca de bikini, boca arriba o boca abajo era un espectáculo digno de verse. Un par de paseantes argentinos notaron su bella figura, y dedujeron que era muy desinhibida para mostrarse así, se acercaron y ella les hizo señas de que la siguieran a un lugar más cómodo. Cerca de la playa entraron a una palapa que podía servir de refugio, y de inmediato ella se acomodó en la arena para que ellos la hicieran gozar. El primero se avalanzó entre sus piernas y comenzó a meterle la lengua en la panocha y los dedos en el ano, mientras que el otro le presentó su verga ya parada para que ella la chupara, cosa que hizo con gusto. Conforme se excitaban, el primero le metía hasta tres dedos en cada hoyo mientras que el otro la tomaba del cabello para dirigirla en las mamadas, que llegaban hasta su garganta, luego el primero la penetró de cucharita o 77 mientras que el otro seguía dejándose chupar el pito. Luego cambiaron de posición, ella cabalgaba en reversa con el culo mientras que el otro tipo la cogía por el coño, luego los dos se la metieron por el culo y luego otra vez uno en cada agujero, la venida fue una lluvia de mocos por todo el lugar, y ella agradeció el coito chupando las vergas de ambos hasta que se vaciaron por completo.

  • Joven española Apolonia Lapiedra follando en publico
    12:02

    Joven española Apolonia Lapiedra follando en publico

    Apolonia Lapiedra fue citada por un agente que le había prometido un buen papel en una película porno, pero el lugar donde quedaron de verse tenía grandes ventanales que daban a la calle, y de hecho se veía perfectamente al vecindario. Pero no importaba porque la idea era demostrar ser apta para el papel, y eso quería decir follar, así que ella se desnudó e invitó al agente a que sacara su miembro para ponerlo en orden, o sea pararlo a mamadas. Se lo mamó tan bien que lo puso como arpón listo para ensartar a la presa, o sea su rasuradita concha, hambrienta de pito que cuando el entró la hizo gemir de dolor y placer, porque era de tal tamaño que le amplió la rayita, su colita comenzó a sufrir pero a gozar al mismo tiempo, las ensartadas fueron en posición de vaquerita, luego en cuatro y también en misionero, que a ella le encanta porque puede abrir las patas y demostrar su don de atrapar con su vagina la verga y bombearla para exprimirle hasta la última gota de semen, al mismo tiempo que sus jugos lubricaban porque era la primera en venirse, cuando el agente se corrió le llenó la pancita de leche como si fuera un géiser.

  • Clavando un buen anal antes del desayuno!
    06:14

    Clavando un buen anal antes del desayuno!

    Nada como un poco de buen sexo al momento de levantarse, o bien después de haber desayunado antes de ir a trabajar. Tal como lo hace esta pareja en el video que tenemos en esta oportunidad. Ellos están terminando de desayunar con una buena taza de café, pero al parecer quedaron con hambre sexual. Por lo que este tío comienza a seducir un poco a esta chica guarra y hermosa que está sedienta por un buen anal. Porque desde hace un tiempo que este tío no le da una buena follada por ese hermoso culo. Ellos comienzan a besarse mientras se van terminando de quitar la poca ropa que llevan. Este tío besa un poco todo el cuerpo de esa hermosa guarra que tiene como pareja, luego la voltea sobre la mesa. Para comenzar a lamer un poco su coño y culo, antes de comenzar a darle un buen anal como ella quiere. Sin duda alguna lo disfruta mucho, porque es toda una guarra amante del buen sexo anal.